SOMOS MISIONERAS DE LA PALABRA DE DIOS

SOMOS MISIONERAS:

Es decir “enviadas”. Hemos experimentado una llamada de Dios en nuestra vida tan fuerte, que en plena adolescencia, en el caso de las dos, nos hizo dejar todo, para dedicar toda nuestra vida a ser respuesta agradecida a esa llamada y amor incondicional de Dios.

Nuestra llamada se configura en el contexto de una comunidad que se gesta durante el Concilio Vaticano II  y que en el año 1963 es reconocida oficialmente. Por ello el carisma y estilo de vida estarán de acuerdo con los tiempos de la segunda mitad del siglo XX, con un fuerte componente de promoción de la mujer. El carisma: oración y predicación, había sido coto cerrado, ahora el Espíritu abría puertas para que las mujeres no permaneciéramos calladas sino que también nosotras pudiéramos comunicar el mensaje del evangelio, sin necesidad de intermediarios, en sus diferentes formas.

DE LA PALABRA DE DIOS:

¿En qué se fundamenta e inspira el carisma de oración y ministerio de la palabra? La fuente de inspiración más profunda está en las comunidades cristianas primitivas, donde tod@s l@s discipul@s, es decir las personas que después de tener un encuentro personal con Jesús y ser invitados por él, le siguen para aprender directamente de él y poder enseñar a otr@s.

El seguimiento tiene una doble función: por un lado mantener ese encuentro con Jesús vivo y fresco, sería el espacio de oración personal nunca abandonado y siempre renovado, por ser la fuente y sostén de todo. Y por otro, la comunicación de esa experiencia fundamentada con estudios serios y prolongados de Teología y Biblia, actualizados a lo largo de los años con sabáticos y cursos que ayuden a madurar, ahondar y enseñar a comunicar la experiencia a diferentes culturas y edades.

ESTILO DE VIDA:

Lo normal en las primeras comunidades era la itinerancia, aunque no tod@s podían vivirlo así. También había familias o personas que no podían permitirse un estilo de vida tan desinstalado.

Al ser nuestra comunidad joven comparada con las tradicionales, casi desde los orígenes tiene el doble componente, etapas de itinerancia y otras de más estabilidad.

El objetivo es a través del anuncio del evangelio formar pequeñas comunidades de personas que inspiradas por la Palabra y el testimonio de vida de quien lo anuncia, desean orar y compartir la fe entre sí y con otr@s.

Es un doble movimiento: la comunidad se reúne periódicamente para compartir oración y vida. Es decir el encuentro con Dios a través de la Palabra que cada uno mantiene en su intimidad y que en la reunión comparte con l@s herman@s de la comunidad, y la Vida, es decir, el compromiso al que la Palabra de Dios en ti junto con la lectura de la realidad, te ha suscitado.

De todo ello se desprende un estilo de vida en el que el componente principal es un testimonio de fraternidad y sororidad con todo el cosmos, lo cual implica una sencillez evangélica en el uso y consumo de todo.

En nuestro caso, después de muchos años en el extranjero donde nos sentimos muy a gusto, nos está costando encontrar en España el lugar donde establecer un espacio un poco más estable desde donde acoger  y acompañar en procesos de crecimiento en la fe y en la tarea de crear Reino: igualdad y derecho a pan y a Dios para tod@s.

Como tantos herman@s en el mundo de hoy, nos ha tocado movernos bien porque no han acogido el carisma con agrado, o porque no se ha entendido por ser un estilo de vida diferente al de los religiosos más tradicionales que en su mayoría tienen propiedades…

Estamos deseando encontrar ese espacio-casa de Silencio y Palabra, pero no es fácil, entre otras cosas porque tenemos formación pero no recursos económicos para adquirir una propiedad o pagar alquileres altos.

Pero el Espíritu no pierde el tiempo con nosotras. Nos mueve, envía, llama, cuestiona y sobre todo ama con locura porque se fía de nuestra respuesta, y este es el máximo honor y paga al que podamos aspirar.

Aprovechamos para agradecer a tod@s aquellos que a lo largo de los años nos habéis acompañado, aguantado e inspirado con vuestra presencia y bondad. También a l@s que no nos habéis entendido, de verdad que lo comprendemos.

Y esto no es una despedida, sino una amenaza de seguir incordiando con la Palabra que últimamente, como ya vari@s habéis experimentado, está tomando dimensiones cósmicas.

¡Qué gozada!

Nos dirigimos a las comunidades de Mallorca, Madrid, Logroño y País Vasco donde residimos actualmente.

Un gran abrazo de las dos, y nos encantarían vuestras reflexiones, preguntas, aportaciones…

Un comentario en “SOMOS MISIONERAS DE LA PALABRA DE DIOS

  1. Hola!!
    Quiero compartir con vosotras mi oración de la mañana:

    Olvida tus absurdas imágenes, tu sensación de debilidad, el temor a ser herido, tus sueños de peligro y todas tus “malas acciones”.

    Cada día la repito y después llevo mi mano al corazón, siento mi latido y sonrío.

    Que tengáis un día estupendo!!
    Iratze.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s