Icono del sitio ESPIRITUALIDAD INTEGRADORA CRISTIANA

No apaguéis el Espíritu

DSC00142

 

Estad alegres, orad siempre, en todo momento, y no apaguéis la luz del Espíritu en vosotr@s.

¿Y cómo se hace eso después de 2000 años de cristianismo cuando hemos pasado por tanto y nos pesa el desencanto y el negativismo? Cuando parece que nada neutraliza el imparable vacío de la iglesias, sobre todo de gente joven; cuando vemos poca esperanza y el derrotismo se apodera de nosotr@s, nos falta lo principal: dejar de mirar tanto hacia fuera y entrar dentro.

Sí, dentro está la respuesta; dentro de ti vive y respira el aliento de Dios, que lo fecunda todo y actúa con más contundencia si cabe cuando somos dos o más.

Respiras y el silencio se hace en ti. Le escuchas en el silencio y te vas llenando de paz, de gozo y de presencia.

Cuando esto pasa con un grupo grande de gente como ayer en San Martín de Algorta, el lugar de piedra y madera, las luces tenues, el calorcito, y la música suave nos hablaban de entrar dentro.

Las palabras de Isaías: el espíritu del Señor está sobre mí se hacían realidad en cada uno y en toda la comunidad. No apaguéis el espíritu en vosotr@s, mantened la luz encendida orando siempre y no despreciéis el don de profecía.

Y el gozo profundo se apoderará de vosotros. El gozo que os llevará a dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados y dar a los cautivos la libertad.

Muchos hace años que lo hacemos o lo intentamos por lo menos; pero no olvidemos que es en comunidad donde aprendemos a vivir como Jesús nos enseñó, compartiendo lo que somos y tenemos.

Por eso confitamos la tarde con la danza «Mecerse» y compartimos dulces y risas pequeños y grandes…caras nuevas, caras conocidas…esperanza en la llama que continúa encendida.

Carmen Notario

 

 

 

 

Salir de la versión móvil