Llegar a hacer silencio, ¿un proceso?

Me pregunto mucho estos días en que a raíz de evaluar el curso con algunos grupos emerge una constante: “me cuesta parar, silenciarme, orar…” El silencio no es dejar de hablar, es una peregrinación hacia nuestro centro, donde el silencio se convierte en presencia, en palabra habitada. No es poesía, es espiritualidad tangible. Te invitoSigue leyendo «Llegar a hacer silencio, ¿un proceso?»

Llegar a hacer silencio, ¿un proceso?

Me pregunto mucho estos días en que a raíz de evaluar el curso con algunos grupos emerge una constante: “me cuesta parar, silenciarme, orar…” El silencio no es dejar de hablar, es una peregrinación hacia nuestro centro, donde el silencio se convierte en presencia, en palabra habitada. No es poesía, es espiritualidad tangible. Te invitoSigue leyendo «Llegar a hacer silencio, ¿un proceso?»

A %d blogueros les gusta esto: