¿QUÉ VE EL SOL, QUE YO NO VEO?

Cuando nace un nuevo día, y contemplamos el amancer, sabemos que la ausencia de luz ha sido por unas horas, que el sol ha estado siempre ahí, y que simplemente la Tierra le ha dado una vuelta dándole así al sol la oportunidad de alumbrar y caldear a todos y a absolutamente todo, en cada rincón del Planeta.

Con fidelidad, con precisión, con total donación de sí, el sol es el mejor aliado de la vida, es capacitador de los procesos para la vida…no me extraña que se haya elegido como día del nacimiento de Jesús, nuestro Sol, el día del nacimiento del sol o del solsticio de invierno en el hemisferio norte y de verano en el hemisferio sur.

El sol, al fin y al cabo es una estrella que se encuentra en el centro del sistema solar, que se formó hace unos 4600 millones de años. Su composición no ha cambiado mucho desde hace más de cuatro mil millones de años y seguirá siendo bastante estable durante otros cinco mil millones de años más…

¿No os impresiona? A mí me fascina saber, vislumbrar, que al fin y al cabo, el sol es una estrella, y que nuestra materia prima es polvo de estrellas. El sol es un familiar, nuestros cuerpos están formados de la misma sustancia. Estamos tan íntimamente emparentados que no podemos separar de nosotrxs lo que nos hace uno.

Sin el sol no habría vida en nuestro planeta. Sin ti tampoco. El sol ve los lugares ensombrecidos y fielmente se acerca, calienta, ilumina, alimenta y sigue su recorrido, como una madre, alimentando, abrigando, dando vida a todo.

Si el sol tiene esa importancia, recuerda que tú mucho más, porque en el proceso de evolución de la materia, a lo largo de billones de años, tú y yo estábamos en ese proceso que fue culminando en un ser consciente de que es consciente.

La energía del origen, en la que nos dirá Chardin ya estaba ahí el Cristo Cósmico, es la energía vital que corre por nuestras venas, es la vida que forma parte de la vida de todo, incluído el sol, tu vecina, la flor en tu ventana.

En esa orquesta de melodías y colores y diversidad se desarrolla el gran concierto de la vida. Y el Cristo está en todo, y tú y yo sabemos que está en tí y en mí.

Ese Cristo que late y palpita en todo, no tiene que venir de ningún lado a decirnos quienes somos…ese Cristo permea cada fibra de nuestro ser y como el sol, trae luz y presencia viva a nuestras vidas que sufren, por ignorancia, carencias de afecto, de calor, de sentido…

La persona de Jesús de Nazaret es la expresión humana, más completa, del Cristo. Y nosotrxs estamos invitadxs hoy a encarnar: poner carne-cuerpo-vida-corazón, como lo hizo Jesús de Nazaret en su momento histórico. Y con ello, todo evoluciona.

Estamos inmersos en un universo de energía que va más allá de nuestra comprensión y que nos pertenece. Y todo, todo, ha sido gestado con esa energía Fontal.

¿Creéis que podemos vivir con esa amplitud de conciencia y apertura a todo? Voy entendiendo, despacio, porque eso es muy grande, que esa comprensión es la gran vacuna que nos inmuniza de tantas medias verdades y simplezas que nos han predicado, por ignorancia o por miedo.

Estos miedos institucionales a perder poder y fuerza han sumido a la humanidad occidental en una mediocridad interior que ha posibilitado que grandes virus como el capitalismo con sus múltiples consecuencias, hayan destruido la mente de muchas personas que no tenían acceso a una formación más sòlida.

El mundo occidental cristiano ha fracasado y en la actualidad las personas buscan llenar su vacío interior con diferentes espiritualidades que llenan el gran vacío que dejó una religión que se alejó de sus orígenes, deslumbrada por el poder del Imperio Romano, y desde entonces sigue errante detrás de poderes de diversa índole. Es esta institución la que ha silenciado a lxs profetas de hoy. Las mentes más brillantes siguen en los márgenes mientras tenemos que contemplar la caída del imperio religioso que han montado, con daños irreparables a miles de vidas.

A muchxs nos pilla ya fuera , en la periferia, donde como en los inicios del cristianismo, se nos relata que gente normal recibe un anuncio de unas posibilidades de encuentro directo, de diálogo con el Dios de la Vida, que transmite vida porque es la vida, y no necesita de mediadores: ni sacerdotes, ni maridos…para dejar a las vírgenes y ancianas rebosantes de vida, gestando el futuro, llenas de gozo y de cantos por un mañana diferente: sin poderes humanos ni divinos, sólo con la conexíon directa con la energía Fontal, desde la que viene Cristo, el Mesías, el Ungido, el Amado, buscando a la persona aislada, tal vez dependiente de nuevos gurús, por concepciones obsoletas de la vida.

Os invitamos, desde esa periferia de nuestro blog, a que vivamos el Adviento, con una mirada tipo la del sol, que tiene luz dentro, que tiene una experiencia global, y que comparte con Todo su don: irradiar calor y luz.

¡Buen Adviento!

Magda Bennásar Oliver, SFCC

De vuelta a casa

“Casa” es el primer lugar donde nacemos, el hogar que se nos ha preparado con tanto mimo y cariño que nos va “constituyendo” y nos hace ser quienes somos, hasta que llega el momento de romper con todo ello para forjarnos nuestra propia casa, la que construimos con nuestro esfuerzo, con nuestros sueños, a veces lejos en todos los sentidos de nuestra casa original porque para crecer hay que separarse.

Puede ser que nuestra vida tenga poco movimiento físico, que vivamos en la misma ciudad donde nacimos, que conservemos amistades y relaciones durante muchos años, que sea lo más parecido a una rutina monótona en la que van pasando los días…y sin embargo el camino de la vida es un sendero tortuoso con muchas curvas, con grandes pendientes e interminables senderos llanos, sin árboles a los lados, sin perspectiva al frente muchas veces, un gran desierto con ansia siempre de regresar a “casa”.

Los cambios no vienen dados por las circunstancias que acontecen y nos “salpican” de una u otra manera, sino de la lectura que hacemos de eso que nos acontece y de la manera que reaccionamos a todo ello.

El pueblo de Israel nos precede en esa lectura de lo que le acontece como un pueblo que  vive en diálogo con su Dios, que a raíz de las vicisitudes de la vida va entendiendo que su fidelidad y su amor son eternos, y que se hacen realidad en el deseo de que el pueblo viva en la justicia, en la paz, en el gozo. Sin embargo, la libertad, prima por encima de todo y es el pueblo mismo quien se busca su propio dolor, su  propio sufrimiento cuando opta por el egoísmo, la violencia, la opresión de los más pequeños.

Esas vueltas cíclicas del luto y la aflicción al gozo y la celebración, de la opresión a la vuelta a casa en libertad, del esfuerzo físico y moral a la seguridad, la paz y la alegría de un pueblo que se sabe guiado, conducido por la justicia y la misericordia de Dios, no es únicamente patrimonio del pueblo de Israel, es más bien un “ir y venir” de un camino que se realiza en la historia del ser humano como individuo y también como colectivo.

Esa lectura de un Dios que interviene en la historia, es la lectura de quien se va dando cuenta de la trayectoria de madurez en su vida, de cómo va aprendiendo tanto de sus equivocaciones como de sus logros.

Eso que suena a promesa de Dios en un futuro incierto es más bien una llamada a ir realizando aquí y ahora ese ideal que vemos tan lejos y que es el que estamos llamados a construir piedra a piedra, día a día.

“Dios ha mandado rebajarse a todos los montes elevados y a todas las colinas encumbradas”.  La Palabra de Dios nos relata cómo desde el principio la raza humana se ha creído superior al resto de la Creación y se ha encumbrado utilizando todos los recursos naturales para su propio beneficio. El camino que Dios elige es opuesto a nuestros sueños y delirios de grandeza. No aceptamos la pequeñez, el vivir en la intemperie, el ocupar nuestro puesto en un entramado de redes maravillosas de vida.

Adviento, “ad ventum”, venida, a- hacia… No rememoramos un pasado maravilloso ni esperamos un futuro glorioso. Estamos en un presente muy  complicado, muy decisivo en lo que se refiere a la supervivencia del género humano.

Ahora, más que nunca, es imprescindible, no celebrar la Navidad como acontecimiento histórico, sino hacer realidad esa cercanía de Dios que busca “Paz en la  justicia”, reunirnos de oriente y occidente para que rebajemos el uso de combustibles fósiles, que acojamos a quien deja  su hogar y su “casa” por su propia supervivencia y la de los suyos, que cuidemos de la naturaleza que sabiamente nos enseña el equilibrio para que ella puede cuidar de nosotrxs.

Se nos llama a un cambio de conciencia de quienes somos y donde estamos. No es un cambio moral únicamente ni un cambio que pedimos a lxs poderosxs, a lxs ricxs; sabemos que ese cambio es muy difícil.

Dios viene hoy “hacia”, “a” nosotrxs en esa llamada a cuidar de la “casa común”. Esa casa a la que pertenecemos y a la que añoramos porque es el hogar que nos prepararon con tanto mimo y cuidado. Somos producto de su evolución. Esa es la buena obra que Dios ha empezado en cada unx de nosotrxs y que llevará al final si damos nuestro consentimiento.

No es lo que pasa, las circunstancias que rodean nuestra vida lo que nos condiciona sino la lectura que hacemos de ellas y las decisiones que tomamos las que nos convierten en quienes somos.

Dios viene hacia nosotrxs, nosotrxs vamos hacia Dios es sólo un lenguaje. Somos parte de un universo en constante evolución, nunca estamos fuera, ni nos desconectamos porque la Vida lo permea todo.

Este tiempo de adviento es una llamada a entrar en otro registro: desacelerar el paso, contemplar lo pequeño, lo insignificante, dejarnos envolver por el silencio, transformar por la Palabra y actuar según nos vaya hablando nuestra conciencia. Llegar a casa y abrir la puerta para dejar entrar a quien lo necesite.

Carmen Notario, SFCC

Evolución de la comunidad de Magdala

participantes en el retiro de adviento 26-28 Noviembre

Este fin de semana pasado como sabéis nos hemos reunido personas de diferentes lugares de la península de manera presencial en este retiro de adviento que como siempre ha estado abierto a todas las personas que han querido participar. Al mismo tiempo, otro grupo de 16 personas lo ha hecho online por diferentes motivos.

Nos parece importante que conozcáis su origen, su desarrollo y en qué momento nos encontramos. Lo queremos hacer extensivo a txdxs vosotrxs y este es el motivo del audio que os enviamos a continuación.

Ya sabéis si tenéis preguntas los medios que podéis utilizar para poneros en contacto.

Un fuerte abrazo y FELIZ ADVIENTO

Y SI FUESE TU ULTIMO DÍA…

…¿Cómo vivirías ese día, cómo tratarías a las personas, a la Tierra de la que vienes y a la que vuelves?

Te invito a una meditación como homenaje a la Tierra y a las mujeres que sufren violencia. Para ello, para que este momento sea orante y sincero, intentamos relajarnos no como objetivo de la meditación, sino como preludio a un importante encuentro.

Respiramos y hacemos silencio, apagamos el móvil y cerramos la puerta de la habitación y la de las ideas y ocupaciones, para acudir a una cita postergada por las urgencias. La cita es con la Presencia que nos habita. Esa Presencia es callada y respetuosa con nuestros ruidos: espera, aguanta, acoge.

…Y si hoy fuese el último día que tengo para vivir conscientemente dueña de mi ser y de mis decisiones ¿qué haría? Se me ocurre que lo primero que haría sería bajar las actitudes defensivas y reconocer mi humus, de donde vengo y a donde voy.

Todo empieza en la Tierra; mira las imágenes que ofrecemos y escucha tu reacción interior ante la naturaleza en estado puro, sin manipulación ni explotación…todo fluye, no hay violencia, hay vida.

Es la violencia la que causa bloqueos y los bloqueos originan violencia, contra una misma, o contra las personas y sobre lo apropiado de la naturaleza.

Me pregunto ¿cómo expreso mi descontento, mi inseguridad? ¿Ataco a alguien, culpo a los demás? La crítica destructiva es el refugio de los cobardes, de las que no enfrentan.

Por todo ello podemos deducir que la violencia es normalmente signo de inmadurez, de miedo a la verdad liberadora.

Recuerdo una tarde en la calle Arturo Soria de Madrid, dos niños de unos 8 años golpeaban con todas sus fuerzas un árbol, con una rama caída. Su padre a poca distancia pegado literalmente al móvil ni se enteraba. Les dije a los niños, con mucha calma y cara de pena «no le peguéis al árbol, está vivo, y no os hace ningún daño». Me miraron con ojos a cuadros y bajaron su arma. Su padre se percató y acudió : es lo que querían, la atención de su padre que pegado al móvil, no estaba con sus hijos; fue la agresividad de ellos y mi presencia lo que consiguió su atención. La víctima era el árbol, agotado de limpiar contaminación, y apaleado sin sentido pero, también unos niños desantendidos, que tarde o temprano tendrán problemas de atención, de adicción, de depresión…

Esta historia real, insignificante aparentemente, llevada a diferentes aspectos de la vida, y de nuestras relaciones nos invita a preguntarnos, cuando soy violenta o agresiva ¿qué busco? ¿ de dónde arranca ese problema?.

Cuantas veces el dolor se expresa con gritos contra alguien. O el maltrato reacciona con maltrato en una espiral de violencia imparable.

Como dice Chittister: En el momento que una mujer descubre que finalmente es respetada por lo que es en sí misma, más que por ser la hija o la esposa de un hombre, halla un pozo de posibilidades dentro de sí.

Hacernos respetar supone que nos respetamos a nosotras mismas y entre nosotras. Una manera muy frecuente de autoviolencia es dar cabida al sentimiento de culpabilidad que el patriarcado perpetra con total indiferencia.

No siempre el patriarcado es masculino. Conozco mujeres que pueden ser más patriarcales que la mayoría de varones y, de hecho, pueden crear violencia de todo tipo, sobre todo, utilizar sutiles herramientas para crear un vacío, una sospecha alrededor de alguna mujer porque es diferente, o porque piensa por sí misma. Si es varón, es un pionero y un creativo, si es mujer…

En 1 Juan 4,20 se nos dice «si alguno dice que ama a Dios pero odia a su hermano es un mentiroso…» me atrevo a parafrasear el texto: si no respetas a tu hermana, tampoco respetas a la tierra. Nuestras actitudes vienen dirigidas desde el interior y no somos uno con unos y otra con otros: o soy, o no soy respetuosa. Cuido o no cuido de no herir a las personas, luego puedo asegurar que también estoy intentando mimar la Tierra herida y violentada continuamente.

Hagamos silencio, silencio no cobarde que nos lleve a acoger luz sobre nuestras actitudes y revisar qué tipo de relación tengo conmigo misma, con las personas, con la Tierra y se deduce qué experiencia voy teniendo de Dios, como es su Presencia en mí.

Es más fácil hacer un listado de derechos que no se cumplen que desde una espiritualidad seria, mirar de frente las causas de mi violencia y atenderlas sin culpabilizarme ni culpabilizar.

DICHOSAS LAS QUE TRABAJAN POR LA PAZ, PORQUE A ESAS LAS VA A LLAMAR DIOS HIJAS SUYAS (Mateo 5,9)

Cerramos los ojos e interiorizamos ese eco, esa fuerza que se despliega dentro, cuando escuchamos el aletear de la verdad del Espíritu en nuestra casa interior.

Y piensa, ora, si fuese tu último día de consciencia consciente, ¿qué harías? ¿qué defensas derribarías para salir al encuentro de la no violencia, de la paz que te hace hija de Dios?

Magda Bennásar Oliver, sfcc

Fotos nuestras y «Touch the earth lightly instrumental»

GLASGOW Y ZAQUEO

En plena reunión de Glasgow coincidió que tuvimos dos importantes encuentros el fin de semana. El sábado tarde extensa videoconferencia con nuestra comunidad en California: Compartir un texto sobre la Contemplación en las iglesias Negras y otro sobre Energías Renovables: microredes que podrían salvar a la humanidad de falta de energía y mantener la temperatura estable.

Cientos de miles de personas estábamos orando para que Glasgow fuera un éxito, y a duras penas llegan a algunos acuerdos importantes pero no suficientes. ¿Será que tenemos que hacer una cadena de oración-contemplación, real, viva, continua, aprendiendo de diferentes iglesias y tradiciones? Para nuestros hermanos de color sobrevivir al horror de la esclavitud fue posible, para muchos, gracias a su profundo abandono en su Dios, a su confianza en que el Dios que les dió la vida no podía abandonarles a la suerte de los blancos ambiciosos, indiferentes al holocausto que provocaban.

¿Acaso se repite la historia? ¿Acaso no le hacemos esto a madre/hermana Tierra, explotándola y violándola sin parar? La causa es la misma: la ambición.

De haber ido Zaqueo a Glasgow, les habría enseñado el camino, sin palabras, con un gesto: devolver con creces lo que había robado. Es la clave para salvar el Planeta de una hecatombe, y es la clave para salvar a la persona humana de su autodestrucción. Serán los Zaqueos que se dejen mirar-contemplar por Jesús, los que irán creando con su generosidad las micro-redes de energía que aprovechando el sol y el viento, que se nos regalan, alimentarán nuestras redes energéticas. De hecho ya lo hacen: cuando hace un tiempo hubo un apagón general en el norte de California por incendios incontrolados, fueron los indios nativos quienes regalaron el exceso de energía acumulada en sus micro-redes y gracias a ellos, los respiradores y los quirófanos y la sala de partos… en los hospitales, pudieron aguantar unos días.

Zaqueo es ese lado de nuestra persona que es ignorante de lo oscura que es su sombra hasta que se encuentra con la luz de una mirada bondadosa y penetrante. Mirada que lo transforma todo.

¿Os imagináis a los representantes de todo el mundo, implementando en Glasgow la metodología Zaqueo? En Lucas 19,1-9 está ese relato, que tiene la frescura de adaptarse a todos los tiempos, y a todas las conciencias y realidades. Tiene el contagio de Jesús, que cuando nos llega, nos volvemos un poco ilusxs, un poco niñxs, un poco profetas y profetisas.

La eucaristía que Zaqueo le ofrece a Jesús, les deja a ambos impactados. Zaqueo ha encontrado el tesoro; la vida de la que habla el Maestro le llega a los tuétanos y poco a poco va soltando sus amarres, sus riquezas obtenidas de aquella manera, pero suyas ahora, su seguridad al fin y al cabo. Jesús no le pide nada, a diferencia de al joven rico a quien le sugiere vender todo y dárselo a los pobres.

Zaqueo parte su pan con el Maestro, le invita a su casa, le ofrece una cena. Jesús descansa en casa de alguien a quien su religión condena. Los de su religión le acosan a preguntas para pillarle y quitarle de en medio. Zaqueo le ofrece un espacio de seguridad y discipulado, porque ambos aprenden del otro. Y como lxs amigxs de verdad, se admiran mutuamente, porque la quimera de uno se contagia al otro. El método Zaqueo salvaría el Planeta, trae luz a nuestra sombría sombra, llena de Eucaristía la desolación del rico ambicioso, siempre solitario y a la defensiva. Como los países ricos que no quieren dar su brazo a torcer por miedo a perder relevancia y poder. Y así son los holocaustos, que siguen ocurriendo en nuestras fronteras, en nuestros mares y océanos. Allí están los desahuciados por un sistema que juega con ellxs, y Zaqueo tiene la solución.

El tema está en «rezando y con el mazo dando». Día a día más instituciones y hogares se suman a las energías renovables. Es como el Evangelio hecho carne en personas que lo arriesgan todo, no en las grandes instituciones que hablan de ello, pero el compromiso real siempre, siempre llega tarde para los pequeños y vulnerables, que cada día son más.

La otra reunión la tuvimos el domingo, nuestra comunidad de Magdala casi al completo en pantalla, con risas y compartires y abrazos virtuales, seguida del Compartir y Celebrar al que estabas invitadx y fue una pasada de realismo esperanzado, de entrega a lo Zaqueo, de escucha intensa y prolongada, más allá de las palabras. Hubo compartires entrañables, no sólo del Evangelio del domingo, sino del Evangelio que había tocado a la gente, y era vivo, muy vivo. Gracias a todxs.

Esta comunidad de Magdala es un poco a lo Zaqueo. Personas que están ocupadas, que tienen otras cosas muy interesantes…invierten de lo mejor de sí compartiendo, contando, preguntando, estando.

Gracias a todos los Zaqueos de nuestra vida, que con su generosidad nos devuelven lo que en algún momento parecía nos quitaban: tiempo, dinero, energía…y no, era el Reino en aquella persona que a veces costaba comprender.

Magda Bennásar Oliver, sfcc

DANDO PASOS DE LIBERTAD Y MADUREZ

Este próximo domingo día 14 de Noviembre, segundo domingo de mes, tenemos nuestro encuentro online COMPARTIR Y CELEBRAR.

Viendo que las lecturas son difíciles ya que es el final del año litúrgico y los textos nos recuerdan el final de todo en lenguaje simbólico incluso mítico…queremos proponer, dando un paso de libertad , que podamos ampliar el compartir, más allá de atarnos al evangelio del domingo.

Si fuésemos una parroquia o espacio institucional tendríamos que hacerlo, pero ya que somos una comunidad cristiana en la periferia, os invitamos a que decidáis vosotrxs si queréis compartir sobre otra de las lecturas o Salmo o incluso, sobre la semana anterior, ya que a muchas personas les llegó mucho el Evangelio de la mujer que da todo lo que tiene para vivir.

Cuando algo nos toca, lo normal es que lo sigamos orando y meditando a lo largo de un tiempo. No tenemos ninguna necesidad de correr. Y aquí viene el paso de madurez: seamos libres y con sinceridad compartamos algo de lo que la Ruah nos va indicando, desde una lectura u otra, no importa. Al final los textos son un medio para que podamos entrar a una relación más profunda con Dios y como consecuencia, también con la comunidad.

Si recordáis puede ser un poco repetitivo si todxs compartimos sobre el mismo texto, ya que normalmente a muchos nos toca lo mismo, el núcleo del texto. Si lo abrimos a otras lecturas y experiencias, puede haber una variedad enriquecedora y sobre todo, propiciar que si la persona está trabajando otros textos no tenga que hacer piruetas intelectuales para adaptarse al que la institución propone, cuando el Espíritu le propone otro.

Os proponemos que preparéis para compartir, algo sencillo y vivo de vuestra vivencia de fe, apoyado en la Palabra que más os llega estos días.

Nos vemos el Domingo a las 20:00 hs en España, excepto Canarias una hora menos. Te invitamos a preparar con oración humilde lo que el Espíritu te regala. Prepara también un trozo de pan y un poco de vino, junto con una vela que puede caldear el frío de la pantalla.

Si puedes intenta revisar el micro y cámara del ordenador con antelación, ya que facilita la marcha de todo, y conéctate unos minutos antes por si hay algún problema. Nosotras a las 20:00 apagaremos el móvil, necesitamos estar con el grupo, como podréis comprender. Por ello la tecnología la preparamos como si se tratase de preparar el altar para la celebración. Que todo esté a punto con antelación.

GUIÓN de la CELEBRACIÓN

20:00 Bienvenida-Saludos

20:10 Silenciamiento acompañado

20:15 Iniciamos el compartir espontáneamente, indicando a qué texto te refieres. Y seguimos procurando una dinámica continuada

Al terminar esta parte, recogemos con un espacio de silencio-música, preparándonos para compartir el pan y el vino, símbolo cristiano que nos une e identifica.

Y, seguidamente, quien quiera empieza ese momento precioso de Dar Gracias, de Pedir por la realidad…con espontaneidad y brevedad.

Terminamos con un canto y o danza (alguna vez), a la que nos unimos desde nuestros hogares.

Despedida con abrazos virtuales y conversaciones entretejidas y superpuestas…propio de la alegría de vernos y compartir.

  • Podemos invitar a personas que puedan seguir con paz la celebración, y participar de alguna manera, aunque al principio cueste un poco. Mejor no invitar a personas para que observen lo que ocurre. Hay otros espacios donde esto puede darse.

Os esperamos.

EN NOTICIAS, apartado nuevo de nuestra página, hay NOVEDADES.

meet.google.com/jri-xeab-fbc Enlace de la reunión

La Catedral de Ana

Ahí está ella, entre los enfermos sin techo de Nueva York. Es una mujer de mi comunidad, Hermanas Para la Comunidad Cristiana (SFCC en inglés). Ella va mucho más allá de la comunidad cristiana.

Ana después de muchos años en el proyecto “Sure, we Can” ha discernido su llamada a crear Hogar con los más abandonados de la sociedad. Su compromiso es y de hecho ya está construyendo casitas para los más vulnerables por enfermedad y sin techo, en el centro de Nueva York, para los no queridos en ningún sitio, ni en la calle. Y sin seguro médico, por supuesto.

Se siente llamada a servir a estas personas, y a ello dedica todo su ser. Si tiene que hablar con el alcalde lo hace, si con los políticos -para conseguir ayudas y permisos- ahí va. Si tiene que sembrar tomates y construir pequeños habitáculos con voluntarios… con ellos se arremanga. Es hermana de lxs sin techo, de lxs que sus familias ignoran por adictos… de lxs leprosos de hoy.

En el corazón financiero del mundo, el corazón de una mujer late a otro ritmo.

Me recuerda el impacto del Efecto Mariposa: “el aleteo de las alas de una mariposa en Brasil puede provocar modificaciones atmosféricas hasta culminar en una tempestad en Nueva York. El presupuesto teórico es que todas las cosas están inter-ligadas y van asumiendo elementos nuevos, creando complejidades en el curso de su evolución” (Boff).

Siempre, a lo largo de la historia, hay una mujer o un grupo de mujeres que, pasando desapercibidas: cambian, transforman, proyectan y construyen el futuro.

La llaman la Dorothy Day de hoy. Es vasca y habla poco. Cuando lo hace, sonríe. Son sus gestos los que encarnan el Evangelio. (Al final hay un enlace sobre su trabajo).

Cuando leo el texto de hoy, emergen de mi interior las Anas en el mundo -son tantas las que lo dan todo, que se exponen a tope- y lo hacen porque confían en el fiel, y en la bondad intrínseca de los humanos.

En la primera lectura ya vemos cómo a una viuda -a una persona sin recursos de ningún tipo, en aquel tiempo- se le pide que comparta todo lo que le queda; y lo hace. Y, gracias a ese abandono descubre que la fidelidad de Dios se vuelca en ella. Es la fuerza de nuestras Anas, anónima en el Evangelio y en la realidad de hoy; su fuerza es su conexión con el Todo que saca lo mejor de ellas y las impulsa al riesgo absoluto por Amor al Absoluto.

La viuda, miembro débil de la sociedad, representa a la comunidad fiel, que en medio de una realidad eclesial corrompida, como ahora, y que horroriza a tantxs, ama a Dios como compañero de camino.

Jesús nos quiere dar una enseñanza, como se la dio a sus discípulos a quienes vemos, a través de la figura del joven rico, y otros, que no quieren abandonar su riqueza, su seguridad, y les/nos dice: no son los ricos, los ordenados, los importantes… los que valen a los ojos de Dios, sino los que ponen su confianza en Abba/Amma, y no en el dinero ni en el prestigio, refugio de personajes inmaduros afectivamente, que necesitan poseer, controlar, dominar para sentirse bien. De ahí la hecatombe de instituciones que se han hecho fuertes a fuerza de explotar, dominar, violar derechos y cuerpos.

Esta confianza equivale a la del discípulo, a la de la persona que tiene una relación personal de amistad y cariño, con el Maestro, y le acompaña y sigue su proyecto.

Por ello, la viuda que contemplamos echando todo su capital en las ofrendas del Templo, encarna la antítesis de los dirigentes infieles a Dios por su amor al dinero y al poder moral sobre otros. Y Jesús flipa cuando la ve, y cuando te ve, a ti que a tu manera también lo haces: “Anas” de hoy, compartiendo todo lo que tienen con sus hijos y refugiados, acercándose en el supermercado a las marroquíes para saludar y acoger y ofrecer, como vi ayer: el barullo que montó una abuela con un grupo de mujeres muy cubiertas de telas y mascarillas que se confunden con burkas… podían ser marroquíes, pakistaníes, afganas, sirias…sus risas me hicieron notar que eran muy jóvenes. Ellas cubiertas, ellos no, claro. Sutilezas de control que empobrecen y silencian a personas que podrían ser educadoras, sanitarias…en sus países, y tienen que vivir exiladas porque en los templos de las religiones y en los palacios hay personajes mezquinos, en nómina y eméritos.

La viuda es modelo de discípula. ¿Cómo es la discípula de hoy? Como nosotras la encarnemos. Con estudios, sí, pero sobre todo alguien apasionado por el Evangelio, que como nuestras Anas, no tenga miedo a la intemperie. En unos casos, real, de no-techo, como la de Nueva York, en otros casos, la mayoría, de no-reconocimiento, de no-apoyo, como siempre en la historia.

No pretendo adivinar el futuro, pero desde la tripa al cerebro veo clarísimo que la iglesia de Jesús: las comunidades cristianas en general, sólo resucitarán, cuando las Anas de hoy formen parte -con su aleteo de mariposa- de la tormenta que Jesús provoca cuando entra en la vida de la gente. Y sepan acompañar a los nuevos miembros de comunidades alternativas a las esclerotizadas por el patriarcado dominante.

Me gusta la catedral de Ana. Muy cerquita de las majestuosas catedrales católica y episcopaliana de Nueva York.

Creo que no es el único modelo de discípula. Pero cuando Jesús la ve echando todo lo que tiene para vivir, en el limosnero…el hombre se derrite. ¡Ya lo creo! También él está hasta arriba de clericalismo, de política sucia, de abusos de poder en nombre de una religión que no existe más que en la mente de sus organizadores. Y al ver a aquella mujer, ve en ella lo que no logra despertar en ellos. Por esto, tal vez, ellos no la reciben, porque se sienten amenazados por su discipulado radical y fiel.

Conozco otras que no se llaman Ana, pero que me hablan de Evangelio puro, como mi amiga a quien ETA mató al marido en el portal de su casa, y desde entonces se dedica a hablar de reconciliación en centros educativos de todo Vizcaya. O la otra amiga, que con Parkinson y el suicidio por depresión de la hija que cuidaba como a una recién nacida, se dedica a visitar o llamar a diario a personas mayores y solas, llevándoles, con su aleteo la cercanía del que es fiel. O la que acoge en su casa a su hija, nieto, yerno a quién la pandemia ha dejado vulnerables, con inseguridad de perder todo por lo que habían trabajado muchos años, como las Anas de La Palma, cuya lava se ha llevado sus propiedades, pero no su corazón.

También ellas son viudas. Y son mujeres. Y crean a su alrededor cercanía y bondad. No entran en las papeletas de futuros Vicarios episcopales, ni generales…están ahí, dando vida, como la mariposa aleteando. Y Jesús está orgulloso de ellas, y mira a los letrados de reojo con unas ganas de mandarles a la mismísima…mientras ellos ceden sus catedrales por dinero a una vulgaridad, y ellas, las Anas, la siguen limpiando.

¿A qué también tú conoces a varias “Anas”? Es más, tal vez seas una de ellas. Por ello a todas os damos las Gracias. Nos vemos en vuestras catedrales, vuestros hogares, auténticos lugares de comunidad cristiana, donde siempre hay acogida, bizcocho y cariño. ¡Menuda Eucaristía! Aunque sea online, como ha sido últimamente para muchxs y sigue uniendo a las Anas de diferentes países y continentes, porque ellas, no paran. Son incombustibles, por eso la Comunidad Cristiana sigue en las calles, en las pantallas, en los hogares.

Ahí nos vemos hermanxs. Aunque sea Nueva York o La Palma, o tu barrio o tu pantalla.

¡Feliz Domingo!

Magda Bennásar Oliver, sfcc

https://youtu.be/0PDuk-_7azY

NOTICIAS Y QUÉ TENEMOS ENTRE MANOS

foto nuestra
foto nuestra

Iniciamos en este precioso Otoño para unos países, Primavera para otros, una pestaña o página de noticias y de qué tenemos entre manos.

Es una forma de hacer comunidad rompiendo el frío de la pantalla que intimida a algunas personas y acerca a las que, por vivir lejos, nunca llegamos a abrazar y a conocer presencialmente.

Objetivo:

Una comunicación más cercana e informal y también, más global.

Compartir más allá de sólo leer lo que escribimos en la página. Deseamos haceros presentes y que participéis de distintas formas: compartiendo experiencias; comunicando eventos de interés de los grupos, partidos políticos y realidades a las que pertenecéis.

Abrir el círculo de Comunidad a las personas que sois asiduas en participar de nuestro ministerio y por diferentes motivos no nos conocemos todavía. Valoramos especialmente la voz de las mujeres de todas las edades, demasiado ausente, todavía. En general los que ocupan el espacio son voces masculinas que las mujeres, acostumbradas a ello, siguen fielmente: Castillo, Dors, Lozano, Fray Marcos, Melloni, Arregui, Pagola, entre otros. ¿Y ellas?

Photo by mentatdgt from Pexels

Abrir el espacio a personas jóvenes que están ya, y pueden ayudarnos a ver el mundo y el evangelio desde su perspectiva. ¿Qué nos contáis, cuales son vuestras prioridades, qué os preocupa, más allá de encontrar trabajo…? Lugares como Taizé nos inspiran a todxs y ayudan a ver que a los jóvenes adultos europeos les atrae el silencio, la contemplación, el conocimiento, a través de talleres formativos, del Evangelio, del Arte: música, lectura de iconos… Podemos crear algo más pequeño aquí, ¿alguien tiene la inquietud, el tiempo, las ganas?

¿Cómo hacer para compartir noticias o novedades?

Envía la noticia o texto…al correo de esta página.

Los criterios para su publicación corren a cargo del equipo de EIC (Espiritualidad Integradora Cristiana) propietaria y responsable de la página, autoconfeccionada y mantenida.

Este es un portal sencillo, privado, mayormente feminista, ecuménico e inter-religioso, abierto al diálogo con la ciencia y con diferentes modos de entender la espiritualidad y sobre todo con una gran preocupación por Nuestra Casa Común y las consecuencias del progresivo calentamiento, con efectos ya irreversibles sobre todo entre los más pobres.

Y… NOS PONEMOS AL DÍA (esta vez más largo, después, iremos añadiendo entradas cortas y periódicas).

No vamos a repetir la información sobre la Comunidad de Magdala que podéis encontrar en el Menú. Esa comunidad está abierta a nuevos miembros, siempre después de un diálogo y conocimiento de la persona interesada.

¿Qué diferencia hay entre la Comunidad de Magdala y EIC?

EIC es totalmente abierto, ningún compromiso, ninguna colaboración se precisa, aunque se agradece. La C de M como podéis ver en su descripción en Menú, es un espacio protegido de personas que compartimos Fe y Vida de diferentes maneras. Es un ensayo de hacer comunidad presencial cuando se puede, pero sobre todo online, ya que incluye personas de otros países y continentes que nos abren a otras sociedades y realidades. Hasta el momento somos 19 personas, con algunxs interesados en proceso.

La última noticia y también novedad para EIC es que desde el final de la pandemia y después de un largo discernimiento, nos hemos ubicado en Logroño. Optamos por estar cerca de diferentes ciudades con las que deseamos colaborar y también, que sepan de la proximidad, para una participación presencial más continua. Logroño está a hora y media de Bilbao, de Zaragoza y de Burgos. Más cerca de Pamplona, de Vitoria… Si personas de estas ciudades con sus pueblos, leéis esta noticia y queréis poneros en contacto, os lo agradeceríamos.

foto nuestra parque de la Ribera, Logroño

QUÉ TENEMOS ENTRE MANOS

Nuestra prioridad es colaborar todo lo que podamos con el cambio climático. Por ello, ya hace unos años diseñamos una metodología que llamamos LA TRENZA. Significa que trabajamos y amasamos tres componentes ineludibles hoy: espiritualidad-cosmología-evangelio con ojos de mujer.

Trabajamos para que todos nuestros programas integren estos tres elementos.

En estos momentos, preparamos el tema FIDELIDAD EN LAS MUJERES QUE PRECEDEN A JESUS Lo ofreceremos en forma de Retiro de Adviento. Serán temas y espacios oracionales intensos, para que podáis orarlo-trabajarlo durante todo el Adviento. También se ofrece online. Más info en Calendario. Siempre en Calendario las fechas de todo el año. Importante para reservar.

Próximamente iniciaremos LITURGIAS CONTEMPLATIVAS EN LA NATURALEZA : espacios para integrar espiritualidad, naturaleza como templo, silencio contemplativo, Palabra y música. Si tocas algún instrumento te invitamos a que lo traigas. Si te interesa el tema ponte en contacto. En principio, presencial en Logroño.

foto nuestra

Preparamos un curso sobre Jesús en el evangelio de Marcos. Este evangelista muestra cómo la mujer es el modelo de discípulx que Jesús buscaba y encontraba a su paso. Empezaremos en Enero. Más info más adelante.

Gente de Logroño, os agradeceríamos que os pusieseis en contacto, necesitamos orientación, conocer las necesidades, aprender de vosotrxs. Contamos con vosotrxs.

Logroño está rodeado de Monasterios preciosos. Pronto organizaremos algún encuentro de un día o fin de semana, para conocer, sentir la sabiduría espiritual de los siglos y acercarnos a estas comunidades ubicadas en la naturaleza: rezar con la comunidad, visitar el monasterio y su historia, hacer senderismo en los alrededores y disfrutar del encuentro sororal. Agradecer sus vidas escondidas pero luminosas, sabiduría de mujeres y hombres, que pasan desapercibidos y son como las raíces de la comunidad universal.

Si te interesa el tema ponte en contacto. Si no eres de Logroño tenemos cerca donde dormir si el monasterio no tiene hospedería.

NOTICIAS DE LAS PERSONAS DE EIC:

foto nuestra

Varias personas pertenecen al partido Por un Mundo más Justo. Compartimos visión y compromiso. Mucho ánimo con vuestra Asamblea. Ya nos contaréis.

Desde Argentina, un miembro de la C. de Magdala, Pablo, Salesiano, nos ha puesto en contacto con su realidad. Atiende a comunidades desfavorecidas. Colaboramos con ellos con pequeñas aportaciones para ayudas a familias concretas, con nombre y apellidos, a quienes Pablo y su comunidad, asisten directamente y de quienes nos cuenta su historia. Si quieres colaborar, por Navidad haremos un envío conjunto.

Diana, una carmelita misionera colombiana, también miembro de Magdala, nos comparte de su trabajo en su Templo-Comedor. Concepto de lo más indicativo de una realidad inseparable. Ella junto con Vanesa, también carmelita, nos mantienen informadas de estas pequeñas iglesias vivas, que tanto añoramos, y de la situación de Colombia.

Templo-comedor en Vallejuelos, barrio de invasión, Medellín, Colombia

En Vizcaya están nombrando a los futuros líderes de su Iglesia local. Oramos con ellos, para que la Ruah les acompañe en sus decisiones.

Estamos, estos días muy pendientes de la Cumbre de Glasgow. Nuestro futuro y el del Planeta depende de decisiones que estas personas, en nombre de todos nosotros, toman. Que Dios abra sus conciencias a la verdad, por encima de los intereses particulares que han destruido el Planeta.

Y, algo tan hermoso como un parto: estamos muy pendientes de que Nerea de a luz a Clara. Ya falta muy poco. Animo pareja.

Acompañamos a personas que a su vez acompañan situaciones complicadas de sus mayores: Marisa en Argentina; Luísa, Cristina, Macu… en España; Diana en Colombia. Estáis en nuestra oración.

Nos solidarizamos con lxs sanitarixs que se han dejado la piel y algunxs la vida, durante la pandemia. Agradecemos su vocación y dedicación. También con lxs educadorxs: el futuro está en estas vidas jóvenes que tenéis delante todos los días.

Aquí tenéis un brochazo de vida comunitaria. Pronto más. Seguro que se nos olvida algo importante. Disculpadnos y decídnoslo, por favor.

A partir de ahora observaremos si esta pestaña coge vidilla. Esto significa que esperamos vuestras aportaciones. Por nuestra parte ponemos todo lo demás: el dominio, el mantenimiento, la creatividad, las reflexiones, fotos, anuncios e invitaciones…todo gratuito.

Deseamos que el esfuerzo que de verdad hacemos desde EIC para que haya una comunicación sea un poco correspondido. Recordemos que el individualismo es una infección producida por el capitalismo. Lo lógico, natural y el futuro es que todo está íntimamente relacionado, que todo funciona en comunión y comunicación. El antídoto es dejarse transformar para seguir la evolución, sobre todo de la mujer en el mundo de hoy.

Ojalá que este aleteo de mariposa cause algo de lluvia en algún lugar. El Planeta desea colaborar con nosotrxs. Ha dado lo mejor de sí. Es nuestro tiempo, y no tenemos otro.

Espiritualidad Integradora Cristiana

NOTICIA CALENTITA DE ÚLTIMA HORA…