Profetizar con perfume

                                               Antes de salir de casa me gusta echarme un poco de agua de colonia, con el spray, sin más, y sin menos.  ¡Qué menos que tener derecho a sentirte fresca, femenina, libre! Ese gesto, casi automático, me recuerda a nuestra hermana a la que le encantaba el perfume, no el agua de colonia, como a mí, ¡no! ella iba a por todas. El mejor perfume, el de nardo auténtico, el que, dice el evangelio de Marcos, que … Continúa leyendo Profetizar con perfume