Nunca he estado fuera de Dios

cropped-p4060044.jpg

Hoy oraba con esta frase que como bálsamo suavizaba las profundas heridas causadas  por calumnias que llevamos más de dos semanas sufriendo de manera muy viva y encarnizada.

Ayer, en un espacio de formación con una comunidad cristiana que se ha formado alrededor de nuestro carisma, hablábamos de que Jesús devuelve la dignidad a cada persona. Algo tan oído y tan obvio, hoy, en el silencio de la mañana, resonaba con una fuerza renovadora y correctora de las heridas causadas.

Me devuelve la dignidad y la autoridad interior saber, saborear y disfrutar que NUNCA HE ESTADO FUERA DE DIOS.  Palabra inspirada en  Hechos  17,28  “…en él vivimos, nos movemos y existimos” y en Romanos 8,31-40:

“¿Cabe decir más? Si Dios está a favor nuestro  ¿quién podrá estar en contra?… ¿quién será el fiscal de los elegidos de Dios? Dios, el que perdona. Y ¿a quién tocará condenarlos?… ¿Quién podrá privarnos de ese amor del Mesías? ¿Dificultades, angustias, persecuciones, hambre, desnudez, peligros, espada?…Todo eso lo superamos de sobra gracias al que nos amó. Porque estoy convencido de que ni muerte ni vida, ni ángeles ni soberanías, ni lo presente ni lo futuro, ni poderes, ni alturas, ni abismos, ni ninguna otra criatura podrá privarnos de ese amor de Dios, presente en el Mesías Jesús, Señor nuestro”

Es precioso y muy potente. Os invito a leerlo y sobre todo a orarlo.

Sabernos en Dios es sabernos en casa, en el verdadero lugar de donde partimos, de donde nos nutrimos Abba-Ama, a donde pertenecemos. Donde siempre, siempre hay cariño, bondad, añoranza de tu presencia, y empoderamiento radical para  compartir lo experimentado de esta fuerza interior que da el saberte Hija, Amada, Protegida y Enviada.

Sabernos en Dios es sabernos inmersas en su misma Vida. Sabernos parte de la maravilla de la creación, rostro-imagen de la bondad, de la creatividad incombustible de Dios.

Qué mezquino quien pretende controlar, dominar a otros y especialmente a otras. Me escandaliza su ignorancia siendo que se erigen en jueces y dueños…

Pero más allá del dolor que me causan, me apena su miopía.

Vemos a Jesús estos días de cuaresma, luchando con los demonios de la división, del control, del miedo a leyes frías y condenatorias, a la autoridad en nombre de Dios,  y a la vez apoyado por los ángeles, sus colaboradores, sus amigas y amigos que hacen el camino digno, que son casa y hogar para reponer fuerzas, hacer distancia y seguir, con más ánimo que antes.

Porque la prueba es lo que tiene, te tumba o te refuerza. Elijo lo último. Fuerza o fortaleza de espíritu, que te devuelve la dignidad vapuleada por la ignorancia culpable.

La maravilla es que el perdón es para todos y todas. Y es tan liberador, que en efecto te devuelve la dignidad. Te da una autoridad que nada ni nadie puede quitarte porque es la fuerza misma del Amor. Porque, en Dios, estamos todos. También el calumniador, el violador, el enemigo más mordaz. A todos se nos dice hijas e hijos de Dios.

Y es que Dios, el Dios de Jesús, es así.¡¡¡ Mamma mía!!! Se llama Buena Noticia.

Como vemos en la naturaleza, los y las que resisten la extinción de su especie son al final origen, seno materno de la nueva especie que nace fortalecida por los embates.

Os invito a que seamos cristianas y cristianos a fondo. Y, como Jesús, no vacilemos ni rebajemos el mensaje por nada ni por nadie. Que como la ceniza que se nos impuso dejemos que de las cenizas e incendios surjan los abonos y fuerza para seguir a Jesús amando y perdonando. Así nunca estaremos fuera de Dios.

¡Buena Cuaresma!

Magdalena Bennásar

 

 

 

6 comentarios en “Nunca he estado fuera de Dios

  1. Me duele tu herida. Pero….Ten ánimo, se valiente. Mira hacia dentro y ¡Adelante!

    A lo mejor es demasiado humano, a lo mejor soy mala pero lo que me viene a la cabeza es de D. Quijote: “Sancho, ladran, luego andamos”. Que no cejéis en vuestra búsqueda, que otros muchos os acompañamos un poco por detás y necesitamos veros delante y firmes. Un abrazo fuerte.

    ________________________________

    Me gusta

    1. Gracias por tu compartir Magda.
      Siento qué tengais nuevamente que pasar por pruebas. Pero como siempre saldreis fortificadas por el Espiritu y humanizadas por el Amor de Cristo.
      Un fuerte abrazo desde London

      Me gusta

  2. Animo; me ha encantado entrar en vuestra página … Estoy en Brasil, pero pronto volveré a Euskalherria e intentaré ponerme en contacto con vosotras o asistir a alguno retiro o encuentro de oración de los que sofrecéis. Siento que quiero caminar con vosotras hacia la Fuente de la Vida con los pobres, los pequeños, los excluidos de hoy, pues con ellos estamos en salida y llegamos a las periferias existenciales sin perder de vista la verdadera Fuente, Camino y Energia.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s