Sobre las pisadas de nuestras hermanas mayores

grayscale-photo-of-footprints-on-sand-3646206

 

¿SFCC? ¿Y eso qué es? Una comunidad cristiana de personas consagradas con los tres votos tradicionales traducidos al lenguaje de hoy y de la que forman parte personas de todos los estados de vida, hombres y mujeres, basada en los principios del Concilio Vaticano II.

Es una comunidad profética, ecuménica, no-canónica… Y la siguiente pregunta “esperada”: ¿Está aprobada por la Iglesia?

Dan ganas de contestar: primero piensa y luego haz la pregunta pero es mejor decir: la comunidad no busca la aprobación eclesiástica porque no está dentro de los cánones de la iglesia católica sino que buscamos que podamos convivir personas de diferentes iglesias cristianas.

Si a continuación dices: ¿conoces Taizè? Mucha gente se queda más tranquila…es verdad, en Taizè conviven hermanos de distintas iglesias cristianas y no  buscan “la aprobación” de Roma sino lo que nos unifica: Cristo.

Pero son hombres…y en nuestra sociedad, a pesar de lo avanzados que nos creemos hay una obsesión por encajar a las mujeres y sobre todo a las religiosas en moldes claros y que no den lugar a confusiones.

A raíz de la convocatoria realizada a nivel nacional para protestar por la invisibilidad de las mujeres en la Iglesia en lo que concierne a los ministerios, la organización y por tanto en las mesas donde se toman las decisiones, es importante demostrar de manera contundente que estamos hartas de “pedir permiso”, de que nos corten las alas porque las iniciativas nacen de nosotras y no de ellos.

Nos oponemos a toda forma de autoritarismo que impide el logro de la maduración de  la plena personalidad. Nos oponemos específicamente al requisito actual de presentar nuestras constituciones a Roma para su aprobación. Como mujeres cristianas adultas, no necesitamos ni buscamos permiso para intensificar nuestros compromisos bautismales con los ideales del Evangelio y con los principios teológicos que reconocen que el Espíritu Santo habla en y para las personas de ambos sexos y de todos los rangos.

Nos oponemos al mandato de la Sagrada Congregación para los Religiosos de poner fin a la experimentación y buscar la aprobación de las constituciones definitivas. Consideramos este mandato y el proceso de aprobación propuesto como una violación de los principios de subsidiaridad y colegialidad enunciados por el Concilio Vaticano II. Para aquellos que comparten estas inquietudes morales, haga un llamado a todas las congregaciones religiosas y a las mujeres religiosas individuales para que: acepten la plena responsabilidad de las regulaciones y principios que rigen nuestras vidas en la comunidad, en la actualidad esto implica la aceptación del estatus no canónico “.

Sudden Spring: 6th Stage Sisters, Trends of Change in Catholic Sisterhoods by Lillianna Kopp, SFCC

Este escrito no es de hoy; tiene aproximadamente 50 años, y fue escrito for Lillianna Kopp y algunas compañeras que empezaron la comunidad SFCC basándose precisamente en las conclusiones del Concilio Vaticano II sobre la subsidiaridad y la colegialidad. En estos 50 años de andadura Roma ha ofrecido a la comunidad en un par de ocasiones la “canonicidad” a lo que hemos contestado: “No, gracias”.

El motivo fundamental es la no aceptación de la imposición jerárquica no sólo a las comunidades religiosas femeninas sino a todas las comunidades laicales de cualquier tipo.

A pesar de que la Ruah ha inspirado en todos estos años el nacimiento de comunidades al estilo de las Primeras Comunidades Cristianas, basadas en la igualdad de sus miembros respetando carismas y ministerios, la jerarquía busca “aprobarlas” según sus criterios, más basados en el control que en el evangelio.

Se ha acabado el tiempo de la rabia y la frustración: es hora de actuar según nos dicta nuestra conciencia como hijas de Dios, maduras, responsables, con el tiempo de dar estos pasos en nuestras manos, además de protestar.

Carmen Notario SFCC

 

 

3 respuestas para “Sobre las pisadas de nuestras hermanas mayores”

  1. ¡ Cómo cuesta avanzar en el seguimiento de Cristo, desde la ESCUCHA, desde la LIBERTAD, fuera de jerarquias y preceptos…! .pues ello implica a veces miedo y sobre todo responsabilidad propia y mutua,
    Gracias, gracias..por ir abriendo brecha en este camino del discipulado entre iguales..!

    Me gusta

  2. Qué gusto! Qué Alegría que estén activas y amparadas en sus experiencias saturadas de resultados magníficos … no sabes cuánto las admiro y felicito. Sus relatos compartidos son inspiradores, esperanzadores, y muy concretos,me llenan de alegría … esto que hacen y esto que están viviendo tiene YA una consecuencia .
    Están más que BENDECIDAS.
    Un abrazo.conchita.

    Me gusta

  3. No sabia que existiais. Yo llevo muchos años considerandome cristiana de la «diaspora» Que en esta Cuaresma me haya llegado vuestra existencia es un abrazo entrañable de la Ruah. Me llamo Rosa Arauzo Quintero. Tengo 75 años y vivo desde Octubre del 2019 en Galizia a 10 kms de Santiago. He encontrado a unas hermanas , hermosas . La Asociacion de Mulleres Cristias Gallegas. Estoy aprendiendo con ellas , en la Escuela de Teologia Feminista a compartir otra mirada sobre la realidad de nuestras aportaciones e identidades dentro de esta Iglesia de Xto, catolica, cristiana plural, ortodoxa, en definitiva : ecumenica. En wikipedia me han hecho una pagina sobre mi trayectoria personal, os remito a ella.
    Gracias por haber aparecido en este camino a la Pascua. Gracias
    Mi correo electronico: arauzomolina@gmail.com

    Me gusta

Responder a Rosa Arauzo Quintero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s