María de la Mar

 

Doy gracias por el mar. Es parte de mí. Sumergirnos en el mar es como recibir una bendición, algo así como sumergirnos en Dios. Hoy desde incontables rincones del mundo cristiano se festejará y celebrará el mar desde la mirada de María, señora del Mar.

Todo lo marino hoy está en fiesta y desde las grandes costas  les acompañamos con nuestra oración y con nuestras barcas decoradas por nuestros niños y jóvenes y con nuestra presencia.

Doy gracias por el mar, por su belleza, sus regalos, su alimento, su brisa, su riqueza en  diferentes formas: su color, su olor, sus minerales tan saludables y sanadores, su capacidad infinita de acoger, refrescar, descansar y enterrar.

Hoy pido perdón al mar porque le hemos herido de muerte. En un día como el Carmen se pedía por los marinos y pescadores fallecidos…hoy sabemos que tenemos mucha más familia que pierde su vida en el mar:

-los primeros en nuestro recuerdo, los que lo cruzan para encontrar una vida digna y no llegan a su destino

-las especies que destruimos, los ecosistemas que herimos con nuestras pescas egoístas y consumo caprichoso: infinidad de peces y mariscos así como algas y diferentes maravillosas plantas marinas, rocas y corales todos absolutamente imprescindibles para que el agua y la vida que contiene mantenga su equilibrio, su salubridad, su temperatura, de lo que depende el equilibrio del planeta.

¿Recuerdas el color del planeta Tierra? Se le llama el planeta azul porque ronda el 71% de agua. En el 29% restante o masa continental también corren ríos o lagos de gran tamaño. Los mares y océanos o agua salada constituye un 96,5% del total del agua del planeta. Hoy celebramos este 96,5% que estamos llenando de cadáveres, de basuras, de plásticos…

Cuando la temperatura corporal sube es indicativo de fiebre…la temperatura del Mar está subiendo y con ello va cambiando todo su dinamismo que vibra de energía bajo esa majestuosa  capa azul o turquesa o grisácea…así como en la atmósfera los cambios de temperatura originan emigraciones de miles de especies, también en ese fondo marino, donde empezó todo, donde se inició la vida, el principio del proceso evolutivo.

Sólo personas mentalmente enfermas dañan la vida. Por todo ello pedimos perdón haciendo nuestro este Agnus Dei o Cordero de Dios tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros y nosotras…

María del Mar recuérdanos nuestra responsabilidad con esas aguas gracias a las cuales vivimos y evolucionamos, comemos y disfrutamos.

Gracias a todos y todas los que trabajáis en el mar y por el mar.

La comunidad

img-20190716-wa00071022081946.jpgimg-20190716-wa0006571364131.jpg img-20190716-wa00081973910882.jpg

Un pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s