LIGEROS DE EQUIPAJE

Photo by Davis Arenas: https://www.pexels.com/photo/mochilera-montana-11520576/

Cuando después de celebrar la fiesta de Pentecostés, volví a leer el evangelio desde esa perspectiva de vida nueva, de comunidad de seguidoras  y seguidores de Jesús, su llamada se me hizo novedosa, y dejando atrás la carga de tantas cosas innecesarias, quise entrar en otra dinámica distinta a la que había vivido hasta ahora.

Jesús me llamaba y esta vez  le entendí. ¡No me habría imaginado nunca tanta dicha,  tanta libertad! En mi ingenuidad no caí en la cuenta que lo que iba a encontrar en el camino sería sobre todo oposición.

Primero, de parte de los más cercanos, que se desvivían por convencerme de que lo más importante era buscar una “seguridad económica” y un status social  siguiendo lo que habían hecho todos durante generaciones. Oposición por parte de la institución que llama a la prudencia, a la tradición, y que sospecha de todo lo que pueda sonar a radical, de todo lo que es diferente. Oposición o más bien indiferencia por parte de  la sociedad que juzga como absurda cualquier opción que no busque el beneficio propio.

La opinión de los demás sobre ese caminar es la primera mochila de la que me tuve que deshacer para seguir a  Jesús;  pesaba mucho y no servía para nada.

Después la invitación fue  más allá: despréndete de todo lo que no te permita viajar ligero de equipaje. Las personas que nos hemos mudado mucho de casa sabemos que hay cantidad de cosas de las que podemos prescindir; si siempre estás en el mismo lugar ni te das cuenta de todo lo acumulado…cuando lo tienes que transportar entonces te quedas sólo con lo necesario que cada vez va siendo menos.

A veces nos agarramos literalmente a las palabras del evangelio y su exigencia nos suena más a carga que a otra cosa; pero fui entendiendo por experiencia que no se refería a una bolsa, ni a una alforja, ni a unas sandalias…hasta los peregrinos necesitan cargar con lo mínimo para llegar a la meta. Andar ligero de equipaje es no acumular: sobre todo títulos, méritos, “medallas”, creyendo que es todo esto lo que me hace ser una persona valiosa, que la gente me quiere y me valora por lo que he logrado en mi vida. Si no lo aprendemos a la primera vuelta siempre hay una segunda en lo que casi todo se cae y nos quedamos con lo esencial.

Al caminar de esta manera me di cuenta que lo que transmitía sin darme cuenta era paz; esa paz que da el no desear más de lo que se tiene, esa paz de querer transmitir ese gran tesoro a lxs demás y que también lo puedan vivir así.

[Si entráis en  un pueblo y os reciben bien, comed de lo que os pongan, curad a los enfermos que haya y decidles: “Está cerca de vosotros el reinado de Dios”] Lc10: 8-9

La llamada se va haciendo concreta, entrar en la vida de los otrxs, compartir el pan, buscar la  sanación para quienes se sienten débiles y también saber dejar a aquellos que

abiertamente rechazan el mensaje. No nos toca juzgar la calidad de la respuesta de los demás, sólo darlo gratuitamente sin “hacerle las cuentas a nadie”.

La libertad de cada persona para aceptar la Buena Nueva o rechazarla permanece intacta. Un gran misterio el de la libertad personal…

Han pasado los años y a medida que he ido recorriendo los caminos se han ido puliendo mis intenciones, mis búsquedas, mis deseos junto con las tristezas y las alegrías.

¿De qué me siento satisfecha? ¿Por qué me siento feliz? ¿Cuáles son los éxitos? ¿Cuántos los fracasos?

A medida que vamos haciendo camino se van purificando las intenciones, los motivos de la alegría. “Los setenta regresaron muy contentos y le dijeron:-Señor, hasta los demonios se nos someten por tu nombre-. –Sin embargo, no sea vuestra alegría que se os someten los espíritus; sea vuestra alegría que vuestros nombres están escritos en el cielo-.” Lc 10, 17, 20   

Este camino de ir “soltando” equipaje es sin duda un aprendizaje fascinante en el que lo material solo juega una pequeña parte. Dejarlo todo para seguir a Jesús no es renuncia, sino cambio de visión, conversión a lo que es el centro de la predicación de Jesús: el Reino. Y ese Reino solo se va entendiendo en la medida en que vamos caminando con Jesús y lxs hermanxs en la realidad en la que nos toca vivir.

Carmen Notario, SFCC

espiritualidadintegradoracristiana.es

Jóvenes adultos: PARA QUÉ MEDITAR

Puesta de sol, Portocolom, Mallorca, foto nuestra

Perdonad que habiendo rebasado vuestra franja de edad nos atrevamos a ofreceros un espacio virtual. Tal vez la alegría y fuerza por disfrutar del Tesoro Escondido, nos hace con-vocaros, invitaros a que os iniciéis en la meditación que tantísimo bien nos ha hecho a nosotras.
No tenemos ninguna intención de que sea algo de arriba a abajo, sino circular, para que también vosotrxs aportéis experiencias e iniciativas.

Hay cuatro beneficios clave fruto de la meditación diaria:

-conexión con nuestra interioridad, integrando así progresivamente el mundo interior con el exterior

-atención plena al aquí y ahora, sin cansancio ni estrés, una presencia feliz a la realidad por dura que sea. Feliz porque proviene de una persona unificada y serena

-nuestro cerebro se transforma para poder responder, desde esa integración, a la realidad

-nuestra salud mejora: respiramos mejor, baja el estrés emocional y con ello se equilibra la presión arterial, baja la ansiedad y con ello el comer o beber, o fumar…mejora el estado de ánimo y energía general, y un largo etc

Meditar es un proceso que se incorpora al ritmo diario. Forma parte del día, y la prueba de sus beneficios en ti es que cuando lo dejas te hace falta.

Necesitamos que vosotros los jóvenes y familias jóvenes estéis atentos al presente. Necesitamos que vuestros cerebros se transformen para que a través de vuestras carreras y actitudes en la vida como profesionales, podáis ser respuesta sobre todo en dos grandes áreas:

-el cuidado del planeta, luego de la vida en general

-el cuidado de la paz: esta conlleva haberla encontrado dentro para respirarla y compartirla en todas vuestras decisiones.

Tenemos unas políticas sesgadas que actúan de bomberos: desempleo, mundo gay, aborto, Ukrania… atender a los síntomas en lugar de prevenir y sanear las causas.

Estas están en nuestro cerebro. La meditación no es para alimentar la espiritualidad o religiosidad…es para devolver a nuestro ser su estado original: alegría, serenidad, concentración, deseo de silencio y naturaleza, consumo responsable, respeto a toda la biodiversidad…

Tengo la suerte de poder observar numerosos vídeos del pequeño de mi familia: su capacidad de concentración, de disfrute, de aprender, de querer, de amar la naturaleza, de acariciar el agua, de reírse como un loco haciendo burbujas…de ayudar a su madre cortando verduras, haciendo galletas…tiene 4 años y hace yoga con su madre (algún ratito) pero lo va saboreando y se le nota.

Creemos que esta potente herramienta puede aplicarse en la familia, en los centros educativos, en las comunidades…empezando por la respiración en silencio es el mejor ansiolítico que existe. Yo he calmado clases de 30 alumnxs, a las 14 hs antes de comer en España y exhaustos de la mañana, en clase de religión, que ni yo me lo podía creer, que se apuntasen :»profe nos relaja, por favor» y los más inquietos se quedan fritos, o se ríen al principio, luego lo necesitan y te lo piden y empiezan a respetarse y respetar. También con los demás cursos y siempre super positivo. Al fin encuentran una herramienta para encontrarse y a partír de ahí podrán aprender más y mejor y más integrado.

Grupos de meditación se están extendiendo, que yo sepa, por las mejores universidades de Estados Unidos. De esas prácticas están saliendo iniciativas transformadoras, temas como racismo, violencia en general y en concreto de género, ansias de poder y dinero…encuentran en ese bálsamo mental una salida sana y socialmente imprescindible. Es ya habitual iniciar las clases con unos minutos de meditación. Todo se calma y la persona, fíjate, sonríe.

Animo meditadores del futuro, corred la voz. Os esperamos el martes, con vuestrxs amigxs…

espiritualidadintegradoracristiana

La Vida Evoluciona: Energías Renovables

Foto tomada de https://www.enelgreenpower.com/es/historias/articles/2021/11/jovenes-transicion-energetica

¡Qué ganas de compartir vida y experiencias con gente menos marcada por el patriarcado! Ese ha dejado generaciones de gente con la mascarilla puesta, confinadas en muchos aspectos de la persona. Lo de la mascarilla es significativo porque refleja, como el burka…, lo que ellos querían y quieren conseguir, el silenciamiento de las mujeres. Yo diría que en general lo han conseguido y lo siguen consiguiendo.

¿Por qué digo esto? Porque toco con mis propias manos, todos los días, la dura realidad de estar rodeada de personas que leen y leen, o escuchan …pero no dan el paso a elaborar su pensamiento canalizando así su capacidad crítica, elaborándola más allá de un análisis socio- político- religioso, a pesar de tener facilidad para criticar con insatisfacción la realidad. Desgraciadamente seguimos muchxs en la tradición oral, sin dar el paso a elaborar nuestra teología, espiritualidad, antropología, sociología. Algunxs esperan encontrarlo en partidos políticos o en comunidades eclesiales, otrxs tiraron la toalla.

Reconozco que no nos han educado para ello, pero enfermamos cuando no podemos expresar con naturalidad toda la potencia energética que integra nuestro ser. Somos parte de un cosmos que vibra de energía, que tiene unas leyes intrínsecas capaces de controlar las crisis, porque es gracias a ellas que todo da un paso en la evolución.

Desde nuestro ministerio vemos la necesidad urgente de abrir espacios de diálogo y de meditación con jóvenes adultxs. Tenemos un poco de crisis de invertir tanto con adultxs que al final todo se queda en su despensa o casi todo, pero que dificilmente comparten o comunican o se abren…

Desde nuestro ministerio espiritualidadintegradoracristiana sentimos un gran respeto por ese colectivo y hemos estado y seguimos estando ahí para estas personas, pero por dentro nos indican un camino hacia un amplio y maravilloso desierto: el mundo de los jóvenes adultos.

Siempre trabajamos con ellxs, y al volver a España ya hace años, nos hemos visto rodeadas de colectivos más adultos. Ahora es otro momento. Y para ello os pedimos ayuda.

Recientemente hemos iniciado un espacio de meditación para Jóvenes Adultos y otro para Adultos para que nadie se queje de discriminación por edad.

Lo cierto es que los Jóvenes necesitan su espacio sin la sombra de los adultos demasiado cerca. Necesitan su espacio. Prácticamente los que tienen inquietud tienen que ir a Taizé para encontrarse con otros jóvenes que también buscan. Gracias a Taizé muchos saben que la fe no es cosa sólo de mayores, sino que hay modos y estilos que llegan y ayudan. También en los centros educativos se ofrecen pastorales adaptadas.

Pero luego se van a la uni, o empiezan otros estudios o a trabajar, y no hay casi nada especializado en su edad y realidad vital.

Hoy día, gracias al trabajo online no hay barreras. Por ello, vamos a continuar con lo iniciado, grupo de Meditación para Jóvenes Adultos, pero también abrimos un ciclo de lluvia de ideas, para encontrar caminos que les nutran y orienten por dentro.

Recuerdo un ciclo de presentaciones y diálogo que ofrecimos en la Universidad de San Francisco de California, junto con Pastoral Universitaria. El título era «Connections», el lugar se llenó de buscadores que después de compartir…compartimos la típica pasta-pizza que tenía más de eucaristía que otra cosa. Connections fue un vehículo a otros espacios para muchos de ellos. O el viaje a México, desde Boston, con un grupo de universitarias de Wellesley College, Massachussets. Nuestros amigos los monjes de Weston Priory junto con unas religiosas mexicanas, tienen un programa de concientización en Cuernavaca: gente de Estados Unidos viaja a México para una inmersión en la realidad, acompañados de profesionales y de las hermanas.

Nuestras inteligentes universitarias, de este College sólo para mujeres, para que rindan a tope, tuvieron una experiencia que les cambió la orientación de sus burguesas vidas y carreras. También tuvieron una experiencia similar los jóvenes de Boston College que con pastoral universitaria llevamos a visitar uno de los centros que tanto inspira todavía hoy nuestra búsqueda. Allí pudimos compartir con jóvenes con síndrome de Down a la vez que tuvimos en nuestras manos las gafas de Monseñor Romero que nos inspiraron a un cambio de visión.

Seguiremos contando experiencias con ellxs si el tema interesa. Como dijo una amiga «qué pena que no tengáis nietxs» claro, para contarles batallitas…bueno, lo que está claro es que la Ruah no tiene edad y que mueve nuestras manos sobre la endurecida masa de la realidad para que la sintamos, acariciemos, relajemos y esponjemos el corazón, dejando así emerger todo lo bueno que hay en el.

¿Cómo podéis ayudarnos? Contadles a algunos jóvenes que conozcáis si quieren colaborar en crear un espacio para ellos para encontrar su propia energía interior y creatividad… que se pongan en contacto; que prueben sin compromiso, que se apunten a este espacio los martes alternos, que nos comenten lo que piensan: tiempo de lluvia de ideas y ya de ir canalizando sus energías renovables:

Se denomina energía renovable a la energía que se obtiene a partir de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales. También llamadas verdes.

¡Qué pasada! Reconozco que cuando nos critican, ingrediente que nunca falta en estos derroteros, al principio me duele, pero luego al orar, me saca capacidades hibernantes, que están ahí sin usar hasta que te ves al límite y buscas y hallas como tesoro escondido. Cada día entiendo un poco mejor lo de que el Espíritu si no encuentra acogida busca otro lugar, dando así origen a nuevas comunidades.

Quisiéramos acoger lo que se pone en nuestras manos y corazón y sabemos que vosotrxs también. Retomamos ese camino confiando en vuestra ayuda.

Ven Ruah, habita en nosotrxs, acércanos a la vida. Enséñanos a pisar descalzas tu tierra sagrada, tu desierto verde y renovable.

Magda Bennásar Oliver, sfcc

A %d blogueros les gusta esto: