PRE-PARAR

Los momentos importantes de la vida y del año, tienen un tiempo de preparación. También la naturaleza se prepara ahora para la primavera en nuestro hemisferio. Vemos sus guiños.

La comunidad cristiana hemos iniciado nuestro tiempo de reflexión profunda del año que llamamos cuaresma. No es sólo una preparación para la Pascua, sino una profundización en la vida, en el aquí y el ahora de nuestro día a día. Este es el auténtico sentido.

Por ello, estamos llevando desde nuestra página un hilo de formación “hacia dentro”: oración centrante y Lectura orante de la Palabra, numerosas reflexiones que desean acompañar; dos temas largos, en audio, de formación sobre los Momentos clave de la Historia del Cristianismo incluido el Concilio, para que nos ubiquemos en el mapa de la familia y entendamos nuestro origen y recorrido como comunidad; y hoy, la propuesta es de un retiro.

Es hora de parar y estar-escuchar al Espíritu, sus gemidos en la tierra, y en nuestro humus-realidad vital.

El retiro está explicado en otros sitios del blog…lo que ahora queremos pedirte es que dediques la semana que tenemos por delante antes del retiro a prepararlo.

Entrar en un espacio de silencio sagrado supone una atención interior que no se improvisa. Muchas personas que haremos el retiro oramos todos los días…pero tal vez, y si quieres, podría ayudarnos pre-parar, es decir, parar desde ya, ir frenando la cabeza, el mucho ajetreo en internet o lo que sea, para atender a la llamada a la puerta.

La puerta del corazón no tiene timbre. Tenemos la llave en la mente. Dejamos entrar al huésped o simplemente le dejamos que desde la puerta diga y mientras yo decido…

Entrar en un retiro es de valientes. Supone arriesgarnos a de verdad experimentar a la Ruah, y a comprender su trabajo en nuestra vida y en el mundo.

Vayamos frenando, escuchando, y,  para facilitar, os sugerimos practicar de modo consciente la oración centrante  y la lectio, volviendo a ello, escuchando.

Se avecinan cambios, el mundo espera gente decidida y formada que demos sentido a lo que será la sociedad postpandémica. Muchas personas han perdido familiares, amigos…otras han perdido facultades, salud…otras piensan que todo volverá a la normalidad.

No hay normalidad. Hemos entrado en un momento en que el Planeta está herido y necesita tiempo, por eso nos ha frenado.

¿Pensáis que la iglesia no está también herida? Jesús, a los suyos les dijo, “vamos a un lugar apartado…”y les habló orando y de palabra de su Abba.

Escuchar y acoger la fuerza del Espíritu de Jesús Resucitado que nos invita a entrar, disfrutando de estar en casa y acogiendo sus insinuaciones para que podamos atender, como sanitarias del Espíritu, a las masas de personas que no conocen la vacuna del amor de Dios.

Sí, habrá diferentes dosis y son para todos. Al ser online cabemos todos. Y si quieres apuntarte estás a tiempo.

Que este tiempo de gracia te ayude a mirar a tu alrededor con su mirada.

Espiritualidad Integradora Cristiana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s